PERO, ¿QUÉ SON LAS HIPOTECAS VERDES?

 

Hoy en día, la sostenibilidad y la eficiencia energética están cobrando un gran protagonismo en nuestras vidas. El mundo inmobiliario no se olvida de ello y en los últimos meses, está en boca de todos el concepto de “las hipotecas verdes”.

 

Se pueden definir como un tipo de préstamos hipotecarios que favorecen la compra de inmuebles que son energéticamente eficientes. De esta manera, se vincula el tipo de interés con la calificación energética del inmueble, ofreciendo préstamos más baratos para promover una obra nueva o inmuebles ya construidos.

 

El requisito fundamental para acceder a una hipoteca verde se basa en la calificación energética del edificio, emitida por un técnico y obligatoria según la normativa actual. Las hipotecas verdes son más baratas porque el ahorro en el consumo de energía en la vivienda garantizaría un ahorro que serviría para pagar la propia hipoteca. Además, con este tipo de medidas, se estaría invirtiendo en el valor de la propia vivienda, y a su vez, abogando por un futuro más sostenible con edificios y viviendas sostenibles y con impactos ambientales reducidos.

 


¿A quién van dirigidos?

 

Estos créditos, dirigidos generalmente a los promotores, premian el bajo consumo de los edificios con el tipo de interés por debajo del mercado normal. Los requisitos para recibir estos sellos energéticos son mucho más exhaustivos: la demanda tanto de calefacción como de refrigeración, el aislamiento, los materiales y el tratamiento de residuos.

 

 

La británica Breeam o la alemana Passivhaus son algunos ejemplos de empresas certificadoras de sostenibilidad. En España, por ejemplo, hay un total de 566 edificios certificados con el sello Breeam, y más de 100.000 metros cuadrados certificados por Passivhaus en 350 viviendas y espacios públicos.

Ejemplo es nuestra promoción de Aedas: Fineo Homes

 


 

 

¿Qué es lo que pasa en España?

 

En España, entidades bancarias como BBVA y Bankia han sacado líneas de financiación con estos productos. Esta última ofrece el crédito a promotores con un interés entre 0,1 y 0,2 puntos inferior al de una hipoteca convencional, siempre que el edificio cuente con un certificado Breeam, indispensable con la entidad para acceder a esta financiación.

 

A esta iniciativa están inscritos varios bancos que operan en España, como los ya citados BBVA, ING y Triodos Bank, o la consultora CoHispania, y cuenta también con el apoyo de varias instituciones como la Comisión Europea, el Banco Mundial y el Banco Europeo de Inversiones, entre otros.

 

Con las hipotecas verdes, lo que se quiere es incentivar a los clientes a mejorar la eficiencia energética de sus inmuebles, o en adquirir inmuebles de elevada eficiencia energética que contaminen menos. Actualmente, en España y por el momento, se establece en promociones inmobiliarias de obra nueva.

 

Este tipo de hipotecas van destinadas a todo tipo de usuarios: desde adquisición, construcción, reforma, tanto para el sector residencial familiar como para el sector inmobiliario comercial. Actualmente, los edificios suponen el 40% del consumo de energía y el 36% de las emisiones de CO2 en la Unión Europea, pero para 2020 deberá de ser nulo o casi nulo.

 

Desde la Comisión Europea, se plantea un esfuerzo importante que se refleja en el Plan de Acción sobre Hipotecas Energéticamente Eficientes y en el que colaboran hasta 37 entidades financieras. Las Hipotecas Verdes favorecen la compra de inmuebles que son energéticamente eficientes o la reforma de pisos que se pretenda que lo sean. El interés es más bajo en la medida que la eficiencia energética de la casa sea mayo.

 

 


¿Qué ventajas tienen las hipotecas verdes?

 

  • Aquellas personas interesadas en adquirir una vivienda sostenible pueden lograr un tipo de interés menor.
  • Al optar por una hipoteca verde significa que seguramente la casa en cuestión, en mayor o menor medida, cuenta con instalaciones sostenibles. Esa eficiencia se traduce en una disminución del gasto medio de los hogares superior a los 4.000 euros, según se calcula desde diferentes instituciones comunitarias y nacionales. Ese capital ahorrado se agradecerá a la hora de abonar la hipoteca mes tras mes.
  • Esta nueva ingeniería financiera verde redundará en un mayor cuidado y protección del medio ambiente, lo cual es progresivamente más valorado día a día por consumidores y usuario.