Tres son los datos principales que nos llevan a pensar que este año supondrá un periodo de crecimiento en el sector inmobiliario, según el Flash Inmobiliario de BBVA publicado este mes.

  1. Se han elevado las transacciones inmobiliarias el 19% con respecto al año anterior.
  2. El precio de la vivienda ha subido por primera vez respecto al inicio de la crisis.
  3. La iniciación de viviendas ha cerrado el año en positivo.

Estos datos, propician unas previsiones para 2015 muy positivas: las condiciones financiación generarán un nuevo incremento de ventas, éste vendrá acompañado de un crecimiento moderado de precio y aumento de la actividad constructora.

Retomando el dato del aumento de operaciones, como se puede ver en el gráfico de más abajo, la demanda se ha ido recuperando cada mes para cerrar el ejercicio de 2014 con el 19,1% más que en 2013.

flash bbva

El aumento de la compraventa de vivienda se refleja en el impulso de la concesión del crédito inmobiliario: ha crecido un 47,1% interanual. El mercado hipotecario ha comenzado el año con una mayor actividad, ya que 2007 fue el último año que creció.

Como consecuencia de la evolución de la demanda, el precio de la vivienda ha tenido una evolución a la alza, encareciéndose la vivienda un 0,5% trimestral (datos del Ministerio de Fomento, tras corregir la estacionalidad del trimestre)

A pesar de que el precio de la vivienda sigue mostrando una heterogeneidad geográfica, un mayor número de comunidades autónomas han experimentado un aumento de precios.  Mientras que  varias comunidades autónomas han dejado atrás los niveles mínimos de precios (como Baleares y Cantabria); en otras como Castilla la Mancha y Castilla y León el precio ha caído con mayor intensidad. En la Comunidad Valenciana y la Comunidad de Madrid las subidas de precios son más altas.

En diciembre volvió a ajustarse la iniciación de viviendas. El pasado año concluyó con un incremento del 1,7% respecto de 2013., rompiendo con siete años consecutivos de caídas. Podemos concluir así, que 2014 supone un importante punto de inflexión en la actividad constructora.

RECUPERACIÓN EN 2015

Varios factores nos llevan a la idea de que este año sería el año de la recuperación del sector inmobiliario: el retorno al crecimiento, la recuperación del mercado laboral y unas condiciones de financiación relativamente favorables,  nos llevan a pensar  que el consumidor recuperará  la confianza y se animará a comprar viviendas a partir de este año. Las previsiones son muy positivas y 2015 creará un entorno de estabilidad.