En estos días en que nos inundan los medios de comunicación por tierra, mar y redes sobre noticias de excesiva alerta por el COVID-19 me viene a la cabeza la idea una y otra vez de que es una pseudagripe, como tal estacionaria, poco virulenta en un país como España en la mayoría de la población y además tratable .

Por cierto, muy poco tacto el del gobierno de la Comunidad de Madrid en comenzar la cuarentena de la enzeñanza un 11-M, esperemos que el fondo de las medidas sean mejores que las formas .

Con este entorno es invetable recodad que ya hace 13 años que sufrimos un fuerte credit crunch, y  la tremenda crisis posterior financiera que se llevó por delante al 99% del sector inmobiliario español, aquello fue un virus del que el sector ha salido fortalecido, resultando  más pequeño en volumen pero más grande en fundamentales. Me estoy refiriendo al residencial, como siempre os dejo unas reflexiones sobre este subsegmento, siendo algunas extrapolables al resto de subsegmentos del inmobiliario.

Estoy seguro de que la  solidez de nuestro sector nos servirá para resistir a pequeños constipados, gripes o demás “bichejos”…ahí van algunas notas, que en base a la experiencia de diferentes proyectos PROEL en estos 2 meses del 2020, me hace ser optimista con la evolución del sector residencial en España. Por optimista entiendo llegar a las + – 100.000 viviendas nuevas al año que los diferentes estudios estiman como “saludables”.

  • Los ayuntamientos son cada vez más eficaces:

Poco a poco hay avances, por ejemplo ayuntamientos como Rivas y Alcobendas en Madrid atienden o emiten consultas en apenas una semana; en Cuarte de Huerva (Zaragoza) conceden licencias en menos de 3 meses con requeridos incluidos; hasta grandes ayuntamientos como el de Madrid están reformando la ordenanza de concesión de licencias y demás trámites para acortar plazos y dar soluciones a problemas históricos.

 


 

  • Las viviendas son más eficientes y sostenibles:

Es sorprendente el alto grado de conocimiento del comprador particular de vivienda en temas hasta hace pocos años como la aerotermia, geotermia, especial tratamiento de los aislamientos, puntos de recarga eléctrica para vehículos, la alta valoración de la certificación energética A sin ella se complica la venta de cualquier vivienda. Sin duda la evolución de la construcción y la apuesta del sector promotor es algo a valorar, claro ejemplo de I +D + I

 


  • Sector bancario fuerte:

Sin entrar ahora a valorar si de cara al consumidor era mejor tener 50 bancos que 15 actuales aproximadamente, claramente los bancos tienen un férreo control del BDE y en su operativa diaria se constata que la curva de aprendizaje de estos 13 años les ha hecho evolucionar. Claramente esto es positivo para el sector, sin la banca nuestro sector desaparecería.

 

 


  • Europa:

En cualquier sector económico influye, regula y nos protege ese gran “paraguas “ llamado Europa. Lo que es claro y positivo para el sector es que la U.E. aporta seguridad jurídica, estabilidad y múltiples beneficios para el ciudadano español. Estos factores son clave para que la inversión en nuestro sector sea recurrente.

 

 


  • La inversión extranjera se sostiene:

De nuevo insisto que desde el pequeño prisma PROEL y con el escaso valor que seguramente tiene, el capital intra y extracomunitario sigue influyendo en inversiones que generan empleo, distribuyen riqueza, aumentan PIB, etc. Todo este flujo de capitales llega perfectamente controlado por la regulación sobre prevención del blanqueo de capitales ( Ley 10/2010 y ss ), otra exigencia superada por nuestro sector. 

 


 

  • Inestabilidad regulatoria del alquiler:

Es paradójico, pero es positivo para el sector, por lo menos a corto plazo. Ahora lo intento explicar; para todos sería ideal equilibrar el porcentaje actual entre gente que vive de alquiler (17%) y los que tienen vivienda en propiedad (77% ) , pero para eso hace falta incrementar la oferta donde existe demanda , luchar contra el arraigo de la cultura de compra  , incentivar las otras opciones de ahorro/inversión del ciudadano español y sobre todo dar estabilidad a las reglas del juego del alquiler . 

 


 

Se han publicado muchos informes con datos y previsiones en este sentido, yo sólo diré que desde hace 5 años  el 50% de los clientes promotores/inversores de PROEL proceden directa o indirectamente de fuera de España, y que en su foco de inversión 2020 sigue estando el Spanish real estate o mejor dicho Iberian real estate… Portugal ya sabéis que lo está haciendo muy bien .

Como todo lo anterior no ha sabido hacerse y además se barruntan nuevos cambios normativos que al arrendador / propietario no le incentiva para sacar producto en oferta de alquiler, el ciudadano que compra para vivir y disfrutar  se pregunta, ¿compro o alquilo? y rápidamente suma mentalmente:

Nos quedan 9 meses de este año 2020, estoy seguro que el COViD-19 pasará y la compra de viviendas seguirá a buen ritmo. Desde PROEL seguiremos adaptandonos a los cambios constantes del sector con trabajo constante, imaginación y un gran equipo… y  ya veremos si me equivoco mucho¡

 

 

JESÚS SÁENZ DE TEJADA

DIRECTOR GENERAL & SOCIO FUNDADOR PROEL