A causa de la declaración del estado de alarma miles de personas se han visto obligadas a permanecer en casa más horas de las que se estaban anteriormente. Esta crisis sanitaria no solo nos ha afectado en nuestros hábitos, si no que también ha modificado nuestra manera de consumir diferentes productos. Y no solo nos referimos en los hábitos de compra, sino a los gastos energéticos en nuestra vivienda. Ahora que estamos viviendo más en casa, ¿en qué se nota?


El gasto energético se dispara en las viviendas familiares

A pesar de que globalmente el consumo se ha reducido debido a las consecuencias de la cuarentena, en el caso de las viviendas familiares ha ocurrido todo lo contrario, ha aumentado. Por lo que se prevé que se encarezca el recibo de la luz en 15 o 30 euros mensualmente. Esto se debe por los nuevos hábitos de uso, cuya demanda se produce actualmente por la mañana.

Ahora que pasamos más tiempo en casa buscamos nuevas maneras de entretenernos como ver series, cocinar, jugar a nuevos juegos, todo ello conlleva al uso de aparatos eléctricos como el horno, la televisión, ordenadores, vitrocerámica, así como muchos otros. Por lo que nuestro gasto energético es mayor. 


Cómo ahorrar energía durante el estado de alarma

Ahora más que nunca es importante contribuir a mejorar la sostenibilidad del planeta, y además como beneficio conseguir ahorrar en el gasto doméstico.

Unos consejos de uso que te servirán de ayuda para ahorrar en el gasto energético de tu vivienda son:

– Horno: Este electrodoméstico es uno de los que más energía consume, es por eso que se recomienda el uso del microondas, ya que este gasta alrededor de un 70% menos que el horno.

– Lavavajillas: Es recomendable su uso dado que el consumo continuo que conlleva lavar los platos a mano supone un 40% más de gasto, y por eso sale más rentable.

– Frigorífico: Es aconsejable que la temperatura se mantenga entre los 5º y -18º . Es importante que evitemos las constantes incursiones a la nevera. Cada vez que la abrimos para coger el alimento o bebida, el frigorífico necesitará recuperar su temperatura media, y con ese gesto estaremos desperdiciando aproximadamente un 7% de energía.

– Teletrabajo: Si teletrabajas evita el uso de papel y opta por herramientas digitales. Imprime solo lo imprescindible. Y cuando acabes de trabajar no olvides apagar todos los dispositivos desconectándolos para que no sigan consumiendo energía fuera de su uso.

– Calefacción: Es importante utilizarla solo en caso de que realmente haga frío. La temperatura que se considera ideal del hogar está en alrededor de los 20º , cada grado de más incrementa su gasto hasta de un 10%. Y por la noche lo mejor es mantenerla a una temperatura de 15º en vez de apagarla, ya que encenderla y apagarla supondrá un gasto de energía que afectará a tu factura.

– Electrodomésticos: Estos representan un importante en el gasto de la vivienda. Dado a la situación en la que nos encontramos se ha incrementado el hábito de cocinar, por lo que es importante crear buenos hábitos de consumo para reducir su uso.

– Ducharse: La ducha es uno de los principales factores por los que se dispara el consumo doméstico, ya que el agua caliente supone un gasto del 26% por lo que es aconsejable instalar aireadores o reductores de caudal en los grifos para gastar menos agua y energía.


¿Renovar electrodomésticos? Fíjate en las etiquetas energéticas

Cuando nos planteamos renovar los electrodomésticos de nuestro hogar es muy importante tener en cuenta qué características energéticas tienes, ya que no todos consumen lo mismo y puede suponer un incremento o reducción en tu factura. Para identificarlos fácilmente debes fijarte e la etiqueta energética de indica su consumo.

A través de la etiqueta energética podremos distinguir los niveles de consumo de energía que producen los electrodomésticos que utilizamos. Estos se miden con una letra que abarca desde la A, que es verde, hasta la G, que es de color rojo. Aquí se establecen 7 niveles diferentes que marcarán su consumo.

Actualmente cuando un aparato llega a la clase A se añaden a la escala 3 clases adicionales:

  • A+
  • A++
  • A+++ (en esta debemos tener en cuenta que consume un 22% menos que un electrodoméstico de tipo medio)


¿Qué beneficios obtienes si ahorras en el gasto energético de tu vivienda?

– Ayuda a disminuir los efectos del cambio climático

Como hemos podido observar en estas semanas de confinamiento los efectos del calentamiento global se han ido reduciendo poco a poco debido a la disminución de movimiento. Es por eso que está en nuestras manos revertir su crecimiento. Para ello haremos uso de energías alternativas y economizaremos su uso como parte del ahorro energético. Para lograr una calidad de aire más saludable.

– Ahorras en tu factura a final de mes

Siguiendo los consejos de ahorro en el gasto energético de nuestra vivienda podremos observar a final de mes una reducción en el importe de nuestras facturas de electricidad, gas y agua.

 

En conclusión un buen ahorro en el gasto energético será beneficioso para tí, y para el medio ambiente.