@proelinmuebles  – www.proelinmuebles.com – www.proelconsultoria.com

El precio del alquiler en Madrid no frena su subida y crece un 30% en los últimos cuatro años. Los jóvenes cada vez tienen más difícil encontrar un piso a buen precio y en buenas condiciones. Por FRANCISCO GÓMEZ.

 

Los alquileres cada vez más caros

 

Pedro Juárez es graduado en Marketing y Publicidad, tiene 22 años y hace unos meses que vino a Madrid para encontrar trabajo. Este es uno de los muchos casos de jóvenes que emigran de sus provincias y vienen a la capital con el fin de abrir horizontes y tener más opciones para estudiar, trabajar, etc. Sin embargo, antes de empezar a cumplir sueños y marcar nuevas metas, tienen que conseguir algo indispensable: una vivienda. La opción que muchos eligen es la de alquilar, y es ahí donde se topan con el principal problema: encontrar un piso o una habitación para alquilar en Madrid en buenas condiciones y a un precio razonable.

UN ALQUILER CADA VEZ MÁS ELEVADO

“Mis compañeras de piso y yo buscábamos un piso de tres habitaciones. Todos los que buscamos tenían unos precios muy elevados en comparación con lo que ofrecían. Por ejemplo, había muchos que tenían muebles demasiado viejos y en mal estado; otros tenían humedades y, aún en estas condiciones, el alquiler rondaba los 1.500€ mensuales”, afirma Pedro. Reconoce que la búsqueda la empezaron bastante tarde, ya casi a finales de verano, teniendo en cuenta que tenían que venirse a Madrid en septiembre. “No era tanto las condiciones en las que estaban las viviendas lo que dificultó la búsqueda, sino el elevado precio que nos pedían por pisos que realmente no tenían ese valor”, apunta Carmen López, una de sus compañeras de piso, que vino a Madrid para formarse como actriz. El escenario en el que Pedro, Carmen o cualquier joven se mueve a la hora de encontrar un piso no es el mismo que hace unos años cuando la situación económica del país estaba muy debilitada.

Existen dos tipos de alquiler: el alquiler turístico o de corta estancia, y el alquiler convencional o de larga duración. En Madrid, el precio de este último ha sufrido una subida del 30% desde que el precio tocara mínimos entre 2013 y 2014, siendo ésta la tercera Comunidad Autónoma en la que el precio del alquiler ha crecido con más intensidad, según datos ofrecidos por el banco BBVA en su informe “Situación Inmobiliaria de España” publicado en julio de este año. Este tipo de alquiler se regula en la Ley de arrendamientos urbanos del año 1994, modificada sustancialmente en el 2013 mediante la Ley 4/2013 de Medidas de Flexibilización y Fomento del Mercado del Alquiler de Viviendas, de 4 de junio de 2013.

 

En general, se establecen alquileres por un mínimo de 1 año y un máximo de 3, lo que favorece la rotación de inquilinos, las actualizaciones de renta y la protección del arrendador en procesos de impagos o cualquier tipo de incumplimiento. La tendencia alcista que mantiene el alquiler en esta Comunidad Autónoma se explica por varias razones. Jesús Sáez de Tejada, socio y director general de Proel Consultoría, considera que algunas de ellas son “el nuevo marco jurídico de los arrendamientos surgido en el 2013, que equilibra las fuerzas entre arrendatario y arrendador; la ineptitud de la Administración estatal, autonómica y local para desarrollar políticas efectivas de colaboración público-privada que sean capaces de generar un parque de alquiler moderno a corto plazo y con precios razonables; y el hecho de que la actual regulación fiscal beneficie más al arrendatario que al comprador, al que se le ha mutilado de cualquier ayuda impositiva”. Otro de los motivos que apunta Sáez de Tejada es la entrada en los últimos años de un gran número de inversores particulares y, principalmente, de inversores empresa -conocidos como SOCIMIS-. Según él, estos últimos “pondrán en el mercado un buen número de viviendas, generando un parque moderno de viviendas en alquiler que hasta la fecha nunca había existido en nuestro país. Esta nueva oferta saldrá al mercado con un precio elevado acorde a las prestaciones y condiciones de los pisos, lo que hará que el precio del alquiler se mantenga esta tendencia.”

ZONA CENTRO, POR FAVOR.

Sofía Soler, valenciana graduada en Periodismo, se tuvo que venir hace un año y medio a Madrid para poder cursar un máster. Su principal reclamo a la hora de buscar piso es que éste “debía estar situado en el centro de Madrid, preferiblemente por la zona de La Latina o Puerta de
Toledo.” El centro es una de las zonas con más reclamo entre los estudiantes y jóvenes que vienen a la capital, ya sea por cercanía con las zonas de más ocio o por comodidad para desplazarse. No obstante, Sáenz de Tejada apunta que “en determinadas zonas de Arganzuela-Madrid Rio, Chamberí o, por ejemplo, el área de influencia de las cuatro torres de Castellana” se está experimentando una tendencia creciente, junto a otras zonas más periféricas como Vallecas, Carabanchel o los PAUs del Norte (Sanchinarro, Las Tablas, Montecarmelo y Arroyo del Fresno).Muchos jóvenes, como en el caso de Laura Tapia, una joven granadina que lleva residiendo en la capital varios años, vienen a Madrid para poder estudiar una carrera, o un máster, como Sofía. Esta premisa es determinante a la hora de elegir un piso u otro, pues como afirma Verónica Gullón, “se valora mucho que tenga transporte público cerca” para así poder tardar el menor tiempo posible en llegar a la Universidad. Este es, en resumidas cuentas, uno de los indispensables que tienen los jóvenes para tomar una decisión.

Madrid es la tercera Comunidad Autónoma en la que el precio del alquiler ha crecido con más intensidad

Por ejemplo, en el caso de Pedro y Carmen su búsqueda se limitó a la zona de Moncloa y Argüelles porque allí está el intercambiador de autobuses y pasan las líneas de metro que formaban la conexión idónea para que Andrea Blanco, su tercera compañera de piso, pudiese estar en la universidad en menos tiempo que si hubiesen cogido un piso en cualquier otro barrio del centro de Madrid.

¿POR QUÉ ALQUILAR Y NO COMPRAR?

El informe del BBVA revela que, pese al crecimiento de alquileres que se ha producido en los últimos 15 años, España es uno de los países de la Unión Europea con una tasa de propiedad más elevada. Los factores que llevan a una persona a decidir entre alquiler o compra, pueden ser, según Sáenz de Tejada, “personales (situación laboral, familiar, etc.) o estructurales (capacidad de ahorro, capacidad de financiación, incentivos fiscales, etc. )”. En el caso de los jóvenes es por una mezcla de ambos, pues al ser estudiantes o trabajar por primera vez, la economía de la que disponen no les permite pedir una hipoteca para tener una casa en propiedad,  sumado a que la regulación fiscal actual beneficia más al arrendatario que al comprador, al que se le ha mutilado de cualquier ayuda impositiva.

Finalmente, Pedro, Carmen y Andrea encontraron un piso en Moncloa que satisfacía a los tres y que está en unas condiciones aceptables, aunque a un precio ligeramente superior a lo que buscaban. Sofía, por su parte, tiene la Puerta de Toledo a unos diez minutos andando desde su casa en el barrio de Embajadores, en la que afirma estar muy contenta. Y Laura, que buscaba un piso “en buena zona”, encontró uno cerca del parque del Retiro y reconoce que va conociendo las claves para buscar bien un piso en Madrid.

@frangomz07

Artículo por Francisco Gómez.