El sector de la vivienda ha recuperado la alegría: la compraventa sube cada vez a mayor ritmo, la promoción de nuevos pisos se ha reactivado y la contratación de hipotecas crece con fuerza. Pero, sobre todo, el júbilo que vive el mercado residencial se percibe en el notable rebote que están experimentando los precios en el nuevo ciclo inmobiliario.

Hasta un 7,7% escaló el valor medio de las casas en el primer trimestre de 2017 en tasa interanual, según la Estadística Inmobiliaria del Colegio de Registradores de la Propiedad. En la serie histórica de este organismo, este 7,7% representa la mayor revalorización de las casas desde 2007, en lo que es ya el tercer año seguido de cotización en números verdes del mercado después de siete ejercicios de duro ajuste.

Fuente: http://www.elmundo.es/economia/vivienda/2017/06/09/5939773a22601dfe228b45df.html