En 2015 el encarecimiento de la vivienda fue del 4,94% mientras en los dos primeros cuatrimestres de 2016 es del 2,33%

Según un informe del Club Noteges, asociación empresarial que agrupó a 837 profesionales inmobiliarios y 170 empresas, después de analizar la venta de 21.397 viviendas desde abril de 2011, se reduce en un 46,9% la tendencia alcista que se inició en 2015. Explican que este hecho viene provocado por la paralización de la demanda y la incapacidad de absorber el enorme stock de viviendas existentes.

Según el Club Noteges, será difícil volver a ver subir el precio de la
vivienda de forma tan sostenida
tanto a medio como a corto plazo, debido principalmente al envejecimiento de la población y al cambio del patrón laboral de los españoles. José Luis Jimeno, presidente, asegura que la tendencia alcista iniciada en 2015  “tiene más que ver con la situación política actual del país que con la recuperación efectiva del sector”, argumentando que “la clase dirigente, cada vez que hay elecciones, siente la necesidad de transmitir buenas noticias a la sociedad, lanzando mensajes como que los precios han tocado fondo, cosa cierta pero desde hace ya cuatro años, o que suben por primera vez en los últimos ocho años, cosa incierta pues este incremento se lleva a cabo a modo de dientes de sierra, un mes sí y otro no”.

Según José Luis Jimeno, lo más destacable en este baile de precios es “la brecha existente entre lo que piden los propietarios y lo que el comprador llega realmente a pagar por la vivienda”, un 31% menos de media, superando el 47% en zonas como Baleares, donde  se llegó a alcanzar una diferencia del 57%.

Fuente: http://www.elmundo.es/economia/2016/09/23/57e4ec8f46163f6f208b45d5.html