Nota Simple

La nota simple es un documento expedido por el Registro de la Propiedad que incluye información fiable sobre los detalles de una finca inmobiliaria, su ubicación, la titularidad de la misma y las posibles cargas y gravámenes que están asociados a ella. Gracias a ella, la persona interesada en adquirir un inmueble puede obtener información sobre la realidad, a efectos jurídicos, de la misma. Siendo los motivos más habituales para solicitarla averiguar las posibles cargas de la finca, es necesario conocer la situación de solvencia del propietario u obtener determinados detalles para juicio o herencia.

 

¿Qué es?

La nota simple es un documento que expide el Registro de la Propiedad en cual consta la identificación de la misma, la identidad del titular o los titulares de los derechos inscritos sobre ella, su ubicación y la extensión, naturaleza y limitaciones de éstos; amén de las posibles cargas y gravámenes.

Es un documento obligatorio para el contrato de compra-venta, tanto de vivienda nueva como de segunda compra.

 

 

 

 

 

¿Es obligatorio?

No es obligatorio, puedes vivir perfectamente en una casa sin registrar tu propiedad ni tener a tu disposición la nota simple. Sin embargo, los beneficios y prejuicios son algo a tener en cuenta.

¿Beneficios y Prejuicios?

El beneficio de la nota simple es el conocimiento legal de tu vivienda, como el metraje, la carga que pueda tener la propiedad en caso de tenerla, el año de construcción, etc. Es un documento que, si no pretendes pasar por una obra o venderla, en principio no es necesario tenerla.

Usted registra su vivienda para que quede constancia del nuevo propietario, es decir, usted. Pero, ¿qué ocurre si yo no registro mi propiedad si ya sé que está en mi haber? Aunque usted esté muy seguro de que sea suya, a efectos legales, si no la registra para el gobierno, no es suya. Si en el registro de la propiedad viene con nombre del anterior propietario, podría legalmente vender tu inmueble a un tercero.

http://registradores.org/blog/para-que-sirve-el-registro-de-la-propiedadventajas-de-inscribir-y-riesgos-de-no-hacerlo/