Tiempos buenos, pero prudencia para que duren Me refiero al panorama inmobiliario en Madrid y, por extensión, a otras zonas de España en las que se concentra la demografía. Vivimos un momento de esplendor, fruto de que la demanda contenida a lo largo de diez años, ha interiorizado que los inmuebles no van bajar, […]